Septiembre es el Mes de Concientización sobre las Pruebas de Detección a Recién Nacidos

19 de septiembre de 2022

Septiembre es el Mes de Concientización sobre las Pruebas de Detección a Recién Nacidos, y el Departamento Estatal de Servicios de Salud (DSHS) de Texas realiza pruebas a los recién nacidos para detectar más de 50 trastornos hereditarios y otras afecciones médicas.

El Programa de Pruebas de Detección a Recién Nacidos es un programa de salud pública que realiza pruebas en muestras pequeñas de sangre a todos los recién nacidos, con el fin de detectar ciertas afecciones que no son notables al nacer pero que pueden causar discapacidades graves e incluso la muerte si no se tratan a tiempo.

En 1965, Texas empezó a realizar pruebas de detección de un solo trastorno a todos los bebés. Ahora, se les hacen dos series de pruebas a los recién nacidos para detectar 55 trastornos, la mayoría de los cuales son hereditarios. Además, se les hacen pruebas de audición y de cardiopatía congénita.

El DSHS sigue el Panel de detección recomendado (en inglés) federal a la hora de determinar para qué afecciones hacer las pruebas de detección, siempre que los fondos estatales lo permitan, dijo la directora del grupo de pruebas de detección a recién nacidos, Amy Schlabach.

Según el DSHS, cada año nacen en Texas unos 370,000 bebés, de los cuales unos 1,000 son diagnosticados anualmente con una de las 55 afecciones examinadas. El laboratorio estatal del DSHS realiza en promedio más de 700,000 pruebas de detección a recién nacidos cada año.

Los empleados del programa dijeron que el laboratorio estatal del DSHS maneja un promedio de 2,500 muestras por día, seis días a la semana de lunes a sábado.

“El personal está consciente de la importancia de las pruebas”, afirmó Rebecca Tangalos, educadora del laboratorio de pruebas de detección a recién nacidos. “Hacen esta labor por los bebés”.

Para más información, visite el sitio web del Programa de Pruebas de Detección a Recién Nacidos del DSHS.