El Programa para la Salud Renal de HHS aumenta los beneficios para los participantes

23 de noviembre de 2021

A partir de este mes, los texanos que reciben servicios del Programa para la Salud Renal (KHC) de HHS (enlace en inglés) recibirán más ayuda para pagar el transporte a los centros de tratamiento.

El programa aumentó su beneficio de reembolso de transporte de 13 centavos por milla a 20 centavos por milla para los pacientes que buscan tratamiento médico y no reúnen los requisitos para recibir beneficios de transporte médico de Medicaid. Esta es la primera vez desde que el Programa KHC comenzó en 1973 que ha aumentado la tarifa de reembolso de millas.

El programa también está aumentando de 13 a 14 el número máximo de viajes reembolsables de ida y vuelta médicamente necesarios a los centros de diálisis. En conjunto, estas medidas beneficiarán en gran manera a los participantes que, de otro modo, podrían tener dificultades para recibir un tratamiento médico que les salve la vida.

“El Programa para la Salud Renal está encantado de tener la oportunidad de apoyar a nuestros conciudadanos texanos”, dijo Marc Terrazas, gerente de la sección de operaciones de la Oficina de Atención Médica Primaria y Especializada de la HHSC, que supervisa el programa. “Nos esforzamos continuamente por mejorar nuestros programas para marcar una diferencia positiva en las vidas de las personas a las que servimos”.

Johnny Johnson, un residente del área de Houston que ha estado recibiendo servicios a través del programa desde 2009, dijo que hace tres viajes de ida y vuelta de 24 millas cada semana para recibir diálisis.

“Todo ayuda”, dijo Johnson sobre el aumento de la tarifa.

El Programa KHC ayuda a unos 18,926 texanos cada año a pagar los gastos del tratamiento de la enfermedad renal en fase terminal, incluida la diálisis, los medicamentos, la cirugía y las primas de Medicare.

El programa está disponible para los residentes de Texas que reúnan todos los requisitos siguientes:

  • Ganar menos de $60,000 al año.
  • Tener un diagnóstico de enfermedad renal en fase terminal emitido por un médico.
  • Recibir tratamientos periódicos de diálisis o haber recibido un trasplante de riñón.
  • Cumplir la definición de enfermedad renal terminal establecida por Medicare.
  • No tener derecho a recibir beneficios médicos, de medicamentos o de transporte de Medicaid.

El Programa KHC pudo aumentar la tarifa de reembolso sin gastar más dinero de su presupuesto porque Medicare se está utilizando con más frecuencia para cubrir el costo de los medicamentos de las personas, lo que hizo que se dispusiera de más dinero para utilizarlo en otros servicios.

Para obtener más información, revise el Manual del Cliente del Programa para la Salud Renal (PDF en inglés).