Realidad virtual facilita la transición de regreso a la comunidad

23 de noviembre de 2021
Un residente del SSLC de Austin observa un hogar comunitario por medio de un visor de realidad virtual y da su opinión sobre esta tecnología.

Mudarse a un nuevo hogar, adaptarse a un ambiente diferente y extrañar a las personas que uno está acostumbrado a ver puede ser difícil. Por eso, un nuevo programa de la Comisión de Salud y Servicios Humanos (HHSC) empleará tecnología de realidad virtual (RV) para que los residentes de los centros residenciales estatales (SSLC) se familiaricen con sus futuros hogares en la comunidad.

Con solo ponerse un visor de RV, los residentes pueden hacer una visita virtual a su futura casa con un video personalizado en 3D y con visión de 180 grados. Este proyecto, llamado en inglés “Take Me There” (“Llévame ahí”), será especialmente significativo durante la pandemia de COVID-19, cuando las visitas a los hogares comunitarios son más limitadas.

“La realidad virtual puede eliminar obstáculos”, explicó Rey Barrera, especialista de los Servicios de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo y de Salud Conductual (IDD-BHS) y quien tuvo la idea de recurrir a esta tecnología. “La realidad virtual te hace sentir como si estuvieras realmente allí. Podrías entrar a una casa que viste por el visor por primera vez y saber dónde está todo sin haber estado físicamente allí”.

Como fanático él mismo de la RV, Barrera se dio cuenta de que la nueva tecnología accesible podía ser usada en la HHSC para lograr un cambio positivo. Donnie Wilson, director de Proyectos Especiales del programa IDD-BHS, también reconoció inmediatamente el potencial de “Take Me There”.

“Ahora tenemos la oportunidad de facilitar este proceso a las personas con discapacidades intelectuales y del desarrollo”, dijo Wilson. “Al ver las imágenes de su nuevo hogar, al personal y a sus nuevos compañeros de cuarto, el estrés asociado con la mudanza puede reducirse, y así preparamos el camino para un resultado más exitoso después de la transición”.

Los empleados del hogar comunitario, los compañeros del hogar y otras personas que quieran hacerlo pueden aparecer en los videos; esta puede ser la primera vez que los residentes “conozcan” a sus futuros amigos, ya que las visitas a los hogares pueden ser difíciles de coordinar.

“Normalmente los residentes solo pueden ver su nuevo entorno unas pocas veces”, explicó Carrie Bruns, supervisora de IDD-BHS. “Pero con esta tecnología, pueden verlo virtualmente todas las veces que quieran”.

Clair Benitez, coordinadora de Continuidad de la Atención del Sistema de Atención Médica y Especializada (HSCS), señaló que muchas actividades de transición se han vuelto virtuales durante la pandemia.

“Es un momento oportuno para este nuevo programa de RV, que ayudará a disminuir la ansiedad de nuestros residentes y a que tomen decisiones más informadas sobre dónde quieren vivir”, dijo Benitez. “Texas es un estado enorme, y con esta tecnología habrá menos limitaciones para acceder y recorrer hogares de todo el estado”.

La experiencia de la RV será personalizada para cada residente: un empleado del SSLC puede ir al futuro hogar comunitario del residente para grabar cada habitación con una pequeña cámara de RV que tiene un micrófono y captura el video en 180 grados. Los residentes pueden luego usar el visor de RV y ver en todas las direcciones mientras se reproduce el video, caminando de habitación en habitación. No se necesita un controlador de mano ni conocimientos de cómo usar el equipo.

Si el residente está en silla de ruedas, el video puede filmarse desde su altura para darle una perspectiva más exacta. Los residentes que no se sientan cómodos con el visor de RV pueden usar una pantalla normal para ver y hacer clic en el video de 180 grados.

Los preparativos para “Take Me There” comenzaron en el otoño de 2019 a través de una colaboración entre la Unidad de Proyectos Especiales del IDD-BHS y el HSCS, que dirige los 13 centros residenciales estatales de Texas.

“Estamos muy emocionados por la oportunidad de utilizar la tecnología de RV con nuestros residentes”, dijo Scott Schalchlin, comisionado adjunto de los SSLC. “Además, con las preocupaciones que plantea el COVID-19, será una forma segura de superar las barreras de las visitas en persona”.

Programado para lanzarse en enero de 2021, “Take Me There” está concentrado actualmente en terminar los materiales de capacitación. Los empleados del SSLC recibirán formación especial sobre cómo utilizar la tecnología, y cada instalación tendrá sus propios visores y equipo de grabación.

Los fondos para el equipo provienen del programa federal “Money Follows the Person” de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de EE.UU., que ayuda a las personas que reciben Medicaid a pasar de los centros a los servicios en el hogar y la comunidad. Con esto se reducen los servicios en los centros y se dan más opciones a las personas en el lugar donde viven.

Para más información sobre el programa “Take Me There”, envíe un correo electrónico a MFP Virtual Reality.