La HHSC urge a los Centros de Atención a Largo Plazo a actualizar sus planes para emergencias en medio de la temporada de huracanes y la pandemia

AUSTIN.– Salud y Servicios Humanos de Texas (HHS) está trabajando con los proveedores de atención a largo plazo para que se preparen frente a los desastres naturales antes de que llegue la cargada temporada de huracanes prevista por el Organismo Nacional para el Estudio de los Océanos y la Atmósfera. HHS de Texas está recordando a los proveedores de todo el estado que revisen sus planes de preparación y respuesta ante emergencias y que los actualicen, de ser necesario.

Algunos de los proveedores de atención a largo plazo son los centros de reposo y vida asistida, centros de cuidados para pacientes terminales, centros de atención intermedia y hogares en grupo. Estos centros se preparan continuamente para los desastres naturales, como huracanes, inundaciones y tornados, y esta preparación es aún más crucial debido a la incertidumbre que plantea la actual pandemia.

“El personal de los centros de atención a largo plazo protege y atiende a las poblaciones vulnerables que ahí se encuentran. Ese compromiso no se detiene durante un huracán o una pandemia”, señaló David Kostroun, comisionado ejecutivo adjunto de Servicios de Regulación de HHS. “HHS está tomando medidas para adelantarse a los acontecimientos a fin de que el personal y los clientes de estas instalaciones estén protegidos y preparados para posibles evacuaciones u órdenes de refugio en el lugar durante condiciones climáticas adversas”.

Además de los centros de atención a largo plazo, HHS de Texas también requiere que los hospitales, los centros de diálisis y las entidades de cuidado infantil reguladas por el estado se aseguren de que el personal esté completamente capacitado para implementar las medidas de emergencia.

Los planes de preparación para emergencias de este año deben tener en cuenta los imprevistos por el COVID-19, como el obtener equipo de protección personal y el mantener en pie las medidas de control de infecciones y protocolos de aislamiento durante las evacuaciones. Esto es especialmente importante para los centros que tienen casos sospechosos o confirmados de COVID-19.

Para que un plan de preparación y respuesta en caso de emergencia sea completo debe incluir información actualizada sobre las responsabilidades de cada empleado, los destinos de evacuación, la continuación de la atención y los tratamientos, los planes de transporte y los procedimientos de comunicación. HHS de Texas cuenta con una guía para proveedores sobre cómo actualizar sus planes para emergencias (en inglés).

En este enlace se puede encontrar otro recurso con información para los centros: https://texasready.gov/index-es.html. El sitio web incluye ejemplos de planes, listas de control de suministros para casos de desastre y más información sobre la preparación para huracanes y otras emergencias.

La temporada de huracanes del Atlántico, que afecta a la costa del Golfo de Texas, comienza el 1 de junio y termina el 30 de noviembre.

Antecedentes de los Servicios en Caso de Desastre de HHS de Texas
En caso de emergencia, Salud y Servicios Humanos de Texas está listo para ayudar proporcionando apoyo médico y de salud pública; refugios para personas con necesidades médicas; asistencia con alimentos en caso de desastre; servicios de consejería; agua y hielo; apoyo normativo para centros de atención médica, centros de atención a largo plazo y entidades de cuidado infantil; y exenciones especiales de Medicaid para proveedores y clientes, según sea necesario. Vea más información sobre la asistencia para desastres aquí.